Una conversación privada sin tetas

En una sociedad en la que se habla mucho, pero se hace poco, es más fácil polemizar y crucificar a un dirigente político por una conversación privada de bar, en la que decía comentarios machistas, que elaborar políticas efectivas en la educación por la igualdad de género, pero también por la defensa de la privacidad e intimidad de todo ser humano.

No hay ninguna causa, por muy noble que sea, que esté por encima del derecho a la intimidad y a la privacidad. Se nos llena la boca con la denigrada palabra “democracia” pero, con este tipo de escarnio público, nos asemejamos más a un estado fascista en el que sólo se puede pensar de una determinada manera que a una mentalidad democrática.

Por muy machistas que hayan sido estas declaraciones, debe prevalecer por encima de todo el hecho de que fueron obtenidas de una conversación privada donde lo que se buscaba eran pruebas inculpatorias para acusar al que las dice de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos. Cosa que no tiene nada que ver con el contenido machista de la conversación privada.

Por tanto, el escarnio público al que se ha visto sometido la persona queda totalmente injustificado en tanto que:

Primero: el contexto ha sido una conversación totalmente privada entre dos personas y, por tanto, sólo faltaría que en una conversación privada cada uno de nosotros no pudiese decir una barbaridad de tanto en tanto.

Segundo: la filtración de dichas palabras se produjo el 9 de marzo de 2018, un día después de la histórica jornada del movimiento feminista del 8 de marzo de 2018. Por tanto, la intención de dicha filtración no puede pasarse por alto porque no es inocente.

Tercero: la persona que dijo estos comentarios machistas es de ERC, partido de izquierdas independentista, que está negociando una investidura y un gobierno con Junts per Catalunya. Por tanto, dicha filtración pretende dinamitar las relaciones para que ambas formaciones no acuerden un gobierno independista.

Cuarto: el escarnio queda invalidado por el hecho de que, al final, quien fue elegida Consellera d’Educació lo fue por su impresionante currículum y no por su físico el cual, evidentemente, no cumplía con los requisitos machistas del señor Salvadó.

2018-04-04 una conversacion sin tetas

Por tanto, no ha lugar toda la escandalera que se ha montado alrededor de la siguiente conversación:

  • Buscan una rumana, a través de la esposa de Puigdemont o una brasileña. Son resultonas.
  • Muy bien, muy bien.
  • Escucha, es que encontrar mujeres…
  • No, no, encontrar mujeres es misión imposible. Es más fácil inaugurar un auditorio que encontrar mujeres.
  • Sí tú, porque mira, coges aquí la que tiene las tetas más grandes y, venga, la metes a regidora y te quedas tan pancho.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s