Un medicamento machista

Una mujer y un hombre de la tercera edad están de vacaciones en algún lugar. Al inicio de la mañana la mujer se pone la crema del medicamento anunciado en las piernas y caderas, hecho que le permite hacer un sinfín de actividades a lo largo de todo el día sin ningún dolor. El hombre, que es el narrador de la historia, está todo el anuncio quejándose de la actitud activa de la mujer la cual va a visitar muchos lugares, hace ejercicio… Al llegar la noche, el hombre, que se encuentra en la habitación del hotel cansado de ir a remolque de ella, sigue despotricando de los efectos beneficiosos de la pomada en la mujer hasta que ella aparece por la puerta del baño y le insinúa que quiere tener una noche de sexo con él. Y entonces, sólo entonces, el hombre encuentra positivo que la mujer se haya puesto la pomada.

Sigue leyendo

Anuncios

Tecnología inútil: utilizar el progreso como gancho de venta

Todo proceso o avance tecnológico no debería ser catalogado como bueno o como malo en sí mismo. Creo que para poder establecer una calificación moral de dicho avance es necesario tener en cuenta dos vectores: el primer vector se definiría a partir de la finalidad para qué ha sido diseñada esa tecnología. El segundo vector se centraría en la utilidad para la que ha sido concebida dicha tecnología.

Sigue leyendo